Saltar al contenido principal

¿Qué es la informática en la nube?

Guía para principiantes

  • Dicho de manera sencilla, la informática en la nube es el suministro de servicios informáticos (incluidos servidores, almacenamiento, bases de datos, redes, software, análisis e inteligencia) a través de Internet ("la nube"), cuyo objetivo es ofrecer una innovación más rápida, recursos flexibles y economías de escala. Lo habitual es pagar solo por los servicios en la nube utilizados, a fin de reducir los costes operativos, ejecutar la infraestructura con más eficacia y escalar a medida que cambian las necesidades de tu negocio.

Principales ventajas de la informática en la nube

La informática en la nube supone un gran cambio respecto a la forma tradicional en la que las empresas veían los recursos de TI. Estos son los siete motivos habituales por los que las organizaciones están recurriendo a los servicios de informática en la nube:

Coste

  • La informática en la nube elimina la inversión de capital que supone la adquisición de hardware y software, y la configuración y ejecución de centros de datos locales (bastidores de servidores, suministro eléctrico ininterrumpido para alimentación y refrigeración y expertos en TI para administrar la infraestructura). Se multiplica rápidamente.

Velocidad

  • La mayoría de los servicios de informática en la nube se proporcionan como autoservicio y a petición, de forma que incluso cantidades enormes de recursos informáticos se pueden aprovisionar en cuestión de minutos, normalmente con solo unos clics del mouse, lo que aporta a las empresas una gran flexibilidad y la relajación de no tener que preocuparse por planear la capacidad.

Escala global

  • Entre las ventajas de los servicios informáticos en la nube se incluye la capacidad de escalar los recursos de forma elástica. En términos de nube, esto significa ofrecer la cantidad adecuada de recursos de TI (por ejemplo, mayor o menor capacidad de proceso, almacenamiento y ancho de banda) en el momento justo en el que se necesitan y desde la ubicación geográfica adecuada.

Productividad

  • Los centros de datos locales suelen necesitar una cantidad importante de bastidores y apilamiento, lo que supone configuración de hardware, aplicación de revisiones de software y otras tareas de administración de TI que resultan tediosas y requieren mucho tiempo. La informática en la nube elimina la necesidad de muchas de estas tareas, de forma que los equipos de TI pueden dedicar su tiempo a lograr objetivos más importantes para su negocio.

Rendimiento

  • Los mayores servicios informáticos en la nube se ejecutan en una red mundial de centros de datos seguros, que se actualizan periódicamente con el hardware más rápido y eficiente de última generación. Esto aporta varias ventajas en comparación con un único centro de datos corporativo, entre las que se incluyen una latencia de red menor para las aplicaciones y mayores economías de escala.

Fiabilidad

  • La informática en la nube facilita y abarata la creación de copias de seguridad de los datos, la recuperación ante desastres y la continuidad empresarial, ya que los datos se pueden reflejar en varios sitios redundantes en la red del proveedor de servicios en la nube.

Seguridad

  • Muchos proveedores de nube ofrecen un conjunto completo de directivas, tecnologías y controles que refuerzan la situación general de seguridad, ayudando a proteger los datos, las aplicaciones y la infraestructura frente a posibles amenazas.

Tipos de informática en la nube

No todas las nubes son iguales y un único tipo de informática en la nube no es apto para todo el mundo. Varios modelos, tipos y servicios distintos han evolucionado para ayudar a ofrecer la solución correcta para satisfacer tus necesidades.

 

En primer lugar, necesitas determinar el tipo de desarrollo de la nube o la arquitectura de informática en la nube en que se implementarán tus servicios en la nube. Hay tres formas diferentes de implementar los servicios en la nube: nube pública, nube privada o nube híbrida. Obtén más información sobre las nubes pública, privada e híbrida.

Nube pública

Las nubes públicas son propiedad de otros proveedores de servicios en la nube, que las administran y ofrecen sus recursos informáticos, como servidores y almacenamiento, a través de Internet. Microsoft Azure es un ejemplo de nube pública. Con una nube pública, todo el hardware, software y demás componentes de la infraestructura subyacente son propiedad del proveedor de servicios en la nube, que también los administra. Para acceder a estos servicios y administrar tu cuenta, utilizas un explorador web. Obtén más información sobre la nube pública.

Nube privada

Una nube privada hace referencia a los recursos informáticos en la nube que utiliza exclusivamente una empresa u organización. Una nube privada puede encontrarse físicamente en el centro de datos local de una compañía. Algunas compañías pagan también a proveedores de servicios externos para que hospeden su nube privada. Una nube privada es aquella en la que los servicios y la infraestructura se mantienen en una red privada. Obtén más información sobre la nube privada.

Nube híbrida

Las nubes híbridas combinan nubes públicas y privadas, enlazadas mediante una tecnología que permite compartir datos y aplicaciones entre ellas. Al permitir que los datos y las aplicaciones se desplacen entre las nubes privadas y públicas, una nube híbrida aporta a tu negocio mayor flexibilidad, más opciones de desarrollo y ayuda a optimizar la infraestructura, la seguridad y el cumplimiento existentes. Obtén más información sobre la nube híbrida.

Tipos de servicios en la nube: IaaS, PaaS, informática sin servidor y SaaS

La mayoría de los servicios de informática en la nube se engloban en cuatro categorías generales: infraestructura como servicio (IaaS), plataforma como servicio (PaaS), sin servidor y software como servicio (SaaS). A veces se les denomina la "pila" de informática en la nube, porque se basan unas en otras. Si sabes qué son y en qué se diferencian, te resultará más fácil alcanzar tus objetivos empresariales.

Infraestructura como servicio (IaaS)

Es la categoría más básica de servicios informáticos en la nube. Con IaaS, alquilas la infraestructura de TI (servidores, máquinas virtuales, almacenamiento, redes, sistemas operativos) a un proveedor de servicios en la nube y pagas por su uso.

Plataforma como servicio (PaaS)

Plataforma como servicio hace referencia a los servicios de informática en la nube que suministran un entorno a petición para desarrollar, probar, entregar y administrar aplicaciones de software. PaaS está diseñado para facilitar a los desarrolladores la creación rápida de aplicaciones web o móviles, sin necesidad de preocuparse por la configuración o administración de la infraestructura de servidores subyacente, el almacenamiento, la red y las bases de datos necesarias para el desarrollo.

Informática sin servidor

Mediante una superposición con PaaS, la informática sin servidor se centra en crear la funcionalidad de aplicaciones sin tener que dedicar constantemente el tiempo que conlleva tener que administrar los servidores y la infraestructura. El proveedor de servicios en la nube se encarga de la configuración, la planeación de la capacidad y la administración del servidor. Las arquitecturas sin servidor ofrecen una alta escalabilidad y se basan en eventos y, además, solo usan los recursos cuando ocurre una función o desencadenador específicos.

Software como servicio (SaaS)

Software como servicio es un método de entrega de aplicaciones a través de Internet a petición y, normalmente, con una suscripción. Con SaaS, los proveedores de nube hospedan y administran las aplicaciones y la infraestructura subyacente, y se encargan del mantenimiento, como la aplicación de actualizaciones de software y revisiones de seguridad. Los usuarios se conectan a la aplicación a través de Internet, normalmente con un explorador web en su teléfono, tableta o PC.

Usos de la informática en la nube

Probablemente, estás utilizando informática en la nube en este momento, aunque no seas consciente de ello. Si utilizas un servicio online para enviar correo electrónico, editar documentos, ver películas o TV, escuchar música, jugar o almacenar imágenes y otros archivos, es muy probable que la informática en la nube lo esté haciendo posible sin que lo percibas. Los primeros servicios informáticos en la nube tienen apenas diez años. Sin embargo, una gran variedad de organizaciones, desde pequeñas startups hasta multinacionales, agencias gubernamentales y organizaciones sin ánimo de lucro, están adoptando ya la tecnología por todo tipo de razones.

 

Estos son algunos ejemplos de lo que se puede conseguir hoy con los servicios en la nube de un proveedor de estos servicios:

Crear aplicaciones nativas de la nube

Crea, implementa y escala aplicaciones web, móviles y de API con rapidez. Benefíciate de los enfoques y las tecnologías nativos de la nube, como contenedores, Kubernetes, arquitecturas de microservicios, comunicaciones basadas en API y DevOps.

Probar y crear aplicaciones

Reduce el coste y el tiempo que conlleva el desarrollo de aplicaciones mediante el uso de infraestructuras en la nube que se puedan escalar horizontal o verticalmente con facilidad.

Almacenar datos, crear copias de seguridad de los mismos y recuperarlos

Protege los datos con más rentabilidad y a escala masiva gracias a la transferencia de datos a través de Internet a un sistema de almacenamiento en la nube remoto al que se puede acceder desde cualquier ubicación y dispositivo.

Analizar datos

Unifica tus datos entre equipos, divisiones y ubicaciones en la nube. Después utiliza los servicios en la nube, como el aprendizaje automático y la inteligencia artificial, para descubrir información detallada a fin de adoptar decisiones más informadas.

Hacer streaming de audio y vídeo

Conecta con tu audiencia en cualquier lugar, en cualquier momento y en cualquier dispositivo con audio y vídeo de alta definición y distribución global.

Incorporar inteligencia

Usa modelos inteligentes para ayudar a captar clientes y ofrecer información detallada valiosa a partir de los datos capturados.

Entregar software a petición

El software a petición, también conocido como software como servicio (SaaS), te permite ofrecer las últimas versiones y actualizaciones de software a los clientes, dondequiera y cuandoquiera las necesiten.

Microsoft y la informática en la nube

Microsoft es uno de los principales proveedores globales de servicios informáticos en la nube para empresas de todos los tamaños. Para más información sobre la plataforma en la nube de Microsoft, nuestra oferta de Kubernetes en Azure y nuestra plataforma de aplicaciones sin servidor, así como para ver una comparativa de Microsoft Azure con otros proveedores de servicios en la nube, consulta ¿Qué es Azure? y Azure frente a AWS.