¿Qué es la nube pública, privada e híbrida?

Introducción a las opciones de implementación de los servicios en la nube

Informática de nube híbrida

Una nube híbrida es un tipo de informática en la nube que combina la infraestructura del entorno local, o una nube privada, con una nube pública. Las nubes híbridas permiten que los datos y las aplicaciones se muevan entre los dos entornos.

Muchas organizaciones eligen un enfoque de nube híbrida por exigencias del negocio, como cumplir los requisitos de cumplimiento normativo y soberanía de los datos, sacar el máximo partido a la inversión en la tecnología del entorno local o solucionar problemas de latencia.

La nube híbrida está evolucionando para incluir también cargas de trabajo perimetrales. El proceso perimetral aporta la capacidad informática de la nube a los dispositivos IoT, más cerca de dónde residen los datos. Al mover las cargas de trabajo al perímetro, los dispositivos invierten menos tiempo en comunicarse con la nube, lo que reduce la latencia e, incluso, pueden funcionar de forma confiable en períodos prolongados sin conexión.

Ventajas de una plataforma de nube híbrida

Una plataforma de nube híbrida ofrece muchas ventajas a las organizaciones; por ejemplo, más flexibilidad, más opciones de implementación, seguridad, cumplimiento normativo y la posibilidad de obtener más valor de su infraestructura actual. Cuando se producen fluctuaciones en la demanda de recursos informáticos y de procesamiento, la informática en la nube híbrida permite a las empresas ampliar sin problemas la infraestructura del entorno local en la nube pública para poder administrar cualquier flujo de trabajo, sin necesidad de permitir que centros de datos de terceros accedan a todos sus datos. Las organizaciones obtienen la flexibilidad y la innovación que proporciona la nube pública al ejecutar determinadas cargas de trabajo en la nube, a la vez que mantienen los datos muy confidenciales en su propio centro de datos para satisfacer las necesidades de los clientes o los requisitos normativos.

Esto no solo permite a las compañías escalar recursos informáticos, sino que también elimina la necesidad de incurrir en importantes gastos de capital para afrontar picos en la demanda a corto plazo, o bien cuando la empresa necesita liberar recursos locales para aplicaciones o datos más confidenciales. Las compañías solo pagan por los recursos que utilizan de forma temporal en lugar de tener que comprar, programar y mantener recursos y equipos adicionales que podrían estar inactivos durante largos períodos de tiempo.

Ventajas de la nube híbrida:

  • Control: su organización puede mantener una infraestructura privada para los recursos o las cargas de trabajo confidenciales que requieren una latencia baja.
  • Flexibilidad: puede aprovechar los recursos adicionales de la nube pública cuando los necesite.
  • Rentabilidad: gracias a la posibilidad de escalar su entorno en la nube pública, solo pagará por la capacidad informática adicional cuando la necesite.
  • Facilidad: la transición a la nube no tiene por qué ser compleja, ya que puede realizar una migración gradual, trasladando las cargas de trabajo por fases.

Nube pública, privada o híbrida: ¿qué opción elegir?

No hay ningún tipo de informática en la nube que sea adecuado para todo el mundo. Se han desarrollado diferentes modelos, tipos y servicios de informática en la nube para satisfacer las necesidades tecnológicas de las organizaciones, que cambian con rapidez.

Hay tres formas diferentes de implementar los servicios en la nube: nube pública, nube privada o nube híbrida. El método de implementación depende de las necesidades de su empresa.

¿Qué es una nube pública?

Las nubes públicas son el tipo más común de implementación de informática en la nube. Los recursos en la nube (como los servidores y el almacenamiento) son propiedad de un proveedor de servicios en la nube que los administra y los ofrece a través de Internet. Con una nube pública, todo el hardware, el software y los demás componentes de la infraestructura subyacente son propiedad del proveedor de nube, que también los administra. Microsoft Azure es un ejemplo de nube pública.

En una nube pública, comparte el mismo hardware, el almacenamiento y los dispositivos de red con otras organizaciones o “inquilinos” de la nube, y obtiene acceso a los servicios y administra su cuenta a través de un explorador web. Con frecuencia, las implementaciones de nube pública se usan para proporcionar correos electrónicos web, aplicaciones de Office en línea, almacenamiento, y entornos de desarrollo y prueba.

Ventajas de las nubes públicas:

  • Costos inferiores: no es necesario adquirir hardware ni software, y solo paga por el servicio que usa.
  • Sin mantenimiento: su proveedor de servicios se encarga de ello.
  • Escalabilidad casi ilimitada: hay disponibles recursos a petición para satisfacer sus necesidades empresariales.
  • Gran confiabilidad: una amplia red de servidores garantiza que no surjan problemas.

¿Qué es una nube privada?

Una nube privada está compuesta por recursos informáticos en la nube que utiliza exclusivamente una empresa u organización. La nube privada puede ubicarse físicamente en el centro de datos local de su organización u hospedarla un proveedor de servicios externo. Sin embargo, en una nube privada, los servicios y la infraestructura siempre se mantienen en una red privada, y el hardware y software se dedican únicamente a su organización.

De esta forma, una nube privada puede lograr que una organización pueda personalizar de forma más sencilla sus recursos para cumplir requisitos específicos de TI. Las nubes privadas suelen usarlas agencias gubernamentales, instituciones financieras y cualquier organización mediana o grande que realice operaciones esenciales para la empresa y busque aumentar el control sobre su entorno.

Ventajas de una nube privada:

  • Más flexibilidad: su organización puede personalizar el entorno en la nube para satisfacer necesidades empresariales específicas.
  • Más control: los recursos no se comparten con nadie más, por tanto, es posible un mayor nivel de control y privacidad.
  • Más escalabilidad: las nubes privadas suelen ofrecer más escalabilidad en comparación con la infraestructura del entorno local.

Preguntas frecuentes

  • Algunos ejemplos prácticos de la nube híbrida en acción:

    • Muchos clientes aprovechan la nube híbrida para conseguir una escala mundial, más confiabilidad, una seguridad habilitada por inteligencia artificial y el ahorro de costos que ofrece la nube pública. En sectores altamente regulados, los requisitos de la residencia de datos pueden exigir que ciertos conjuntos de datos deban mantenerse en el entorno local, mientras que otras cargas de trabajo pueden residir en la nube pública.
    • Si una aplicación reside en un entorno local o en una nube privada, los picos repentinos de la demanda pueden sobrecargar la capacidad; por ejemplo, por eventos estacionales como las compras en línea o la declaración de impuestos. Cuando se producen picos de demanda, las organizaciones pueden aprovechar los recursos informáticos adicionales de la nube pública, lo que a veces se denomina “envío de ráfagas a la nube”, donde el entorno de nube híbrida permite que la infraestructura del entorno local “irrumpa” en la nube pública.
  • La mayoría de los servicios de informática en la nube se engloban en cuatro categorías generales: infraestructura como servicio (IaaS), plataforma como servicio (PaaS), sin servidor y software como servicio (SaaS). A veces se les denomina la “pila” de informática en la nube, porque se basan unas en otras.

    Consulte un diccionario de términos habituales de informática en la nube

  • Es la categoría más básica de servicios informáticos en la nube. Con IaaS, se alquila la infraestructura de TI (servidores, máquinas virtuales, almacenamiento, redes y sistemas operativos) a un proveedor de nube y se paga solo por lo que se usa.

    Más información sobre IaaS

  • Plataforma como servicio hace referencia a los servicios de informática en la nube que suministran un entorno a petición para desarrollar, probar, entregar y administrar aplicaciones de software. PaaS está diseñado para facilitar a los desarrolladores la creación rápida de aplicaciones web o móviles, sin necesidad de preocuparse por la configuración o administración de la infraestructura de servidores subyacente, el almacenamiento, la red y las bases de datos necesarias para el desarrollo.

    Más información sobre PaaS

  • Mediante una superposición con PaaS, la informática sin servidor se centra en crear la funcionalidad de aplicaciones sin tener que dedicar constantemente el tiempo que conlleva tener que administrar los servidores y la infraestructura. El proveedor de servicios en la nube se encarga de la configuración, la planeación de la capacidad y la administración del servidor. Las arquitecturas sin servidor ofrecen una alta escalabilidad y se basan en eventos y, además, solo usan los recursos cuando ocurre una función o desencadenador específicos.

    Más información sobre la informática sin servidor

  • Software como servicio es un método de entrega de aplicaciones a través de Internet a petición y, normalmente, con una suscripción. Con SaaS, los proveedores de nube hospedan y administran las aplicaciones y la infraestructura subyacente, y se encargan del mantenimiento, como la aplicación de actualizaciones de software y revisiones de seguridad. Los usuarios se conectan a la aplicación a través de Internet, normalmente con un explorador web en su teléfono, tableta o PC.

    Más información sobre SaaS

  • El proceso perimetral permite a los clientes ejecutar máquinas virtuales, contenedores y servicios de datos en ubicaciones perimetrales. Al incorporar el potencial de la informática en la nube a los dispositivos IoT que están más cerca de donde residen los datos, las empresas pueden usar el aprendizaje automático y la inteligencia artificial habilitar nuevas oportunidades de negocio. La conexión de los sistemas y dispositivos IoT más cerca de los usuarios, los datos o ambos permite obtener información y experiencias en tiempo real, ofrecidas por aplicaciones con una alta capacidad de respuesta y con reconocimiento del contexto.

    Más información sobre la informática en la nube inteligente y la inteligencia perimetral

  • Azure híbrido significa flexibilidad y posibilidad de elección. Puede decirlo de la forma que prefiera, las dos son correctas.

Empiece a crear soluciones de nube híbrida en Azure

Busque un enfoque completo que se ajuste a su propio escenario de entorno local, entorno multinube y perímetro. Explore ofertas híbridas únicas, como Azure Arc y Azure Stack, con la flexibilidad de innovar en cualquier lugar de su entorno híbrido, al tiempo que trabaja sin problemas y de forma segura en Microsoft Cloud, la nube de confianza.

Empiece a crear soluciones de nube híbrida

Preparado cuando usted lo esté: configuremos su cuenta gratuita