Trace Id is missing
Saltar al contenido principal

¿Qué es multinube?

Multinube es la práctica de usar los servicios de varios proveedores de nube para optimizar el rendimiento de la carga de trabajo, aumentar la flexibilidad y mitigar los riesgos de depender de cualquier proveedor.

La adopción de una estrategia multinube implica la selección manual de servicios en la nube de más de un proveedor de nube para satisfacer mejor sus necesidades empresariales únicas y realizar tareas específicas. Estos proveedores de nube pueden incluir gigantes del sector como Microsoft Azure, así como proveedores de nube regionales o especializados más pequeños.  

El uso de varias plataformas en la nube simultáneamente le proporciona acceso a más opciones para infraestructura en la nube y soluciones, ubicaciones de servicios geográficos, modelos de precios e innovaciones tecnológicas. La personalización de su cartera de nube de esta manera le permite aprovechar las ventajas de los distintos proveedores para maximizar las ventajas de la nube, incluida la escalabilidad mejorada, la flexibilidad, la agilidad y la seguridad. 

Además, un enfoque multinube proporciona redundancia y ayuda a garantizar la resistencia al distribuir las cargas de trabajo entre las nubes de varios proveedores. Esto ayuda a reducir el impacto de las posibles interrupciones o interrupciones del servicio que puedan surgir de cualquier proveedor único.


Nube híbrida frente a multinube 

Para comprender la diferencia entre la nube múltiple y la híbrida en informática en la nube, primero debe comprender la diferencia entre nubes públicas, nubes privadas, y nubes híbridas:

Nube públicaEn un modelo de informática en la nube pública, una organización obtiene servicios en la nube a través de Internet de un proveedor de nube de terceros, a menudo en función del pago por uso. Los proveedores de servicios en la nube de terceros ofrecen productos y servicios, como almacenamiento, redes, datos, análisis, desarrollo de aplicaciones, contenedores y soluciones de inteligencia artificial a varios clientes a la vez. Este modelo de nube se conoce a veces como nube multiinquilino debido al hospedaje de recursos que usan varios clientes por parte del proveedor de servicios en la nube.  

Nube privada. Una nube privada consta de recursos de nube dedicados e infraestructura que se entregan exclusivamente a una sola organización. Los servicios de informática en la nube privada se pueden entregar a través de Internet o de forma local a través de la red interna privada de una organización. Una nube privada puede proporcionar a una organización un mayor control, personalización y seguridad que una nube pública. Una desventaja de las nubes privadas es que pueden requerir más recursos de TI internos para administrar y mantener que las nubes públicas.

Nube híbrida. Este tipo de informática en la nube combina la nube privada local de una organización con las ofertas de nube pública de un proveedor de terceros. En una nube híbrida, los datos y las aplicaciones de una organización pueden viajar de forma coherente entre sus entornos de nube pública y privada. A menudo, las organizaciones eligen un enfoque de nube híbrida para maximizar el rendimiento y el valor de sus inversiones en TI locales.

En resumen, las nubes híbridas constan de varios entornos de nube, normalmente una combinación de nubes privadas y públicas que permiten compartir datos y aplicaciones entre ellas. Por otro lado, los entornos multinube implican a una organización que usa los servicios en la nube de varios proveedores de nube pública. 

Por ejemplo, una empresa minorista que usa una estrategia multinube podría elegir los servicios de un proveedor de nube para procesar un mayor volumen de transacciones durante las temporadas de ventas máximas, los servicios de inteligencia artificial de otro proveedor para realizar recomendaciones personalizadas a los clientes y las herramientas de análisis de datos de un tercer proveedor para administrar el inventario. Al seleccionar los mejores servicios en la nube de varios proveedores, el minorista aumenta su agilidad, optimiza las operaciones y ofrece una mejor experiencia al cliente. 

En un enfoque multinube, es posible que los servicios en la nube ofrecidos por distintos proveedores no se integre entre sí, lo que puede requerir una supervisión adicional por su parte. Sin embargo, como verá en la sección siguiente, las ventajas de la selección exclusiva de servicios en la nube de distintos proveedores para satisfacer sus necesidades concretas pueden hacer que multinube sea una estrategia que merece la pena.

 

Ventajas y desafíos de multinube 

Al igual que cualquier inversión en TI, existen ventajas y desventajas en la adopción de una estrategia multinube. Veamos primero las ventajas de usar plataformas multinube:  

 

  • Eliminación de el bloqueo del proveedor. Al diversificar entre varios proveedores, las organizaciones mitigan el riesgo de depender de los servicios y precios de cualquier proveedor único. Esto ofrece a las organizaciones otras opciones si las ofertas de un proveedor disminuyen en calidad o ya no satisfacen sus necesidades o presupuesto empresariales.
  • Confiabilidad y redundancia mejoradas. La distribución de las cargas de trabajo entre nubes hospedadas por más de un proveedor ayuda a reducir el impacto en las operaciones empresariales y de red si un proveedor experimenta una interrupción o interrupción del servicio. 
  • Acceso a los mejores servicios de su clase. En lugar de restringirse a los productos y servicios de un proveedor de nube, un enfoque multinube le permite seleccionar los servicios en la nube, la infraestructura y las soluciones que mejor se adapten a sus requisitos empresariales concretos, independientemente de quién sea el proveedor. 
  • Rendimiento optimizado. Los entornos multinube ayudan a las organizaciones y los equipos de TI a almacenar, procesar y analizar grandes cantidades de datos de forma eficaz mediante automatización, sincronización de datos en tiempo real y servicios y características asistidos por inteligencia artificial.
  • Mayor flexibilidad y escalabilidad. Con multinube, las organizaciones pueden escalar o reducir verticalmente fácilmente el almacenamiento, el proceso y otros recursos a medida que cambian las necesidades empresariales en lugar de comprometerse a una cantidad predeterminada de recursos y se arriesgan a pagar por más de lo que necesitan. 
  • Diversidad geográfica y cumplimiento. El uso de varios proveedores de nube ayuda a las organizaciones a replicar y distribuir datos entre varias regiones geográficas. También facilita a las organizaciones el cumplimiento de normativas regionales específicas, lo que garantiza la soberanía y el cumplimiento de los datos en diversas ubicaciones.  

Al mismo tiempo, la adopción de una arquitectura multinube agrega una serie de complejidades a la estrategia de TI, entre las que se incluyen: 

  • Administración y administración en la nube. La administración de más de un proveedor de nube implica trabajar con diferentes interfaces, API, modelos de seguridad y niveles de servicio. Todo esto puede hacer que la orquestación y la supervisión sean más complicadas.
  • Interoperabilidad e integración. Las variaciones en tecnologías, estándares y arquitecturas pueden dificultar la interoperabilidad y la compatibilidad sin problemas entre diferentes plataformas y servicios en la nube. 
  • Seguridad y cumplimiento de datos. La coordinación de medidas de seguridad como el cifrado de datos, los controles de acceso y el cumplimiento en varias nubes requiere estrategias sólidas para mantener estándares de seguridad coherentes. 
  • Control de costes y administración. Dado que las estructuras de precios y los servicios difieren entre los proveedores, la optimización de los costes entre varios proveedores de nube requiere supervisión continua para evitar gastos inesperados. 
  • Posibles problemas de latencia. La comunicación entre aplicaciones y servicios distribuidos entre varias nubes puede provocar retrasos en la red. La mayor complejidad de coordinar las transferencias de datos y garantizar un enrutamiento óptimo en una configuración multinube puede dar lugar a una latencia mayor que en un entorno de nube única.  
  • Gobernanza y control. Gobernar y controlar de forma centralizada los recursos y las directivas de varios proveedores de nube es más complejo y puede provocar más problemas con el cumplimiento, la auditoría y la asignación de recursos.

Administración multinube

La administración de un entorno multinube requiere una atención especial y un planeamiento para mitigar los desafíos que puedan surgir. Supervisar los servicios en la nube entre plataformas de proveedores mediante una solución unificada como Azure Arc ayuda a simplificar una serie de aspectos de este proceso, entre los que se incluyen:

Gobernanza y orquestación de recursos. La administración de recursos en un entorno multinube significa orquestar cargas de trabajo, optimizar la asignación de recursos y optimizar las operaciones. Establecer un marco de gobernanza unificado puede ayudar a su organización a mantener el control, la visibilidad y la coherencia en toda la infraestructura en la nube.

Optimización de costes. Asegurarse de que la organización ha asignado sus recursos de forma desalentada en distintas plataformas en la nube ayudará a evitar el gasto excesivo. Para eliminar los gastos innecesarios, supervise continuamente el uso de recursos de su empresa y emplee técnicas de optimización como el control de derechos, el escalado automático y el uso de instancias reservadas. 

Seguridad y cumplimiento. Con los datos dispersos en varias nubes, es fundamental mantener medidas de seguridad sólidas. Esto implica implementar protocolos de seguridad coherentes, estándares de cifrado y controles de acceso. Además, garantizar el cumplimiento de normativas del sector como RGPD, HIPAA y PCI DSS en todas las plataformas en la nube ayudará a su organización a evitar penalizaciones e infracciones de datos.

Supervisión de rendimiento. La supervisión del uso de recursos, el rendimiento de las aplicaciones y la latencia de red de la organización ayuda a identificar cuellos de botella y optimizar los flujos de trabajo. La supervisión continua y proactiva es esencial para garantizar la alta disponibilidad, la confiabilidad y la mejor experiencia de usuario posible en toda la infraestructura multinube. 

Recuperación ante desastres. Una nube múltiple bien administrada puede mejorar considerablemente las capacidades de recuperación ante desastres. Garantizar la redundancia entre varios proveedores de nube ayuda a mitigar el riesgo de un único punto de error. Además, la implementación de estrategias completas de copia de seguridad y recuperación ayuda a garantizar la continuidad empresarial al minimizar el tiempo de inactividad y la pérdida de datos en caso de que se produzca una interrupción.

 

Procedimientos recomendados para adoptar un entorno multinube 

Estos son algunos procedimientos recomendados para asegurarse de que la adopción de la nube múltiple sea lo más fluida posible y de maximizar las ventajas de los recursos en la nube: 

Definir claramente los objetivos y la estrategia que se alinean con los objetivos empresariales. Identifique las razones específicas de su organización para adoptar un enfoque multinube, como la optimización de costes y la flexibilidad, la escalabilidad y la innovación mejoradas. Esta claridad guiará la toma de decisiones a lo largo del proceso de adopción.

Desarrollar una arquitectura completa que tenga en cuenta la interoperabilidad y portabilidad de las aplicaciones y los datos entre las distintas plataformas en la nube que tiene previsto usar. Haga hincapié en la normalización y la compatibilidad para garantizar una integración sin problemas y la transferencia de datos a través de la nube múltiple.

Aproveche las herramientas de automatización y orquestación para simplificar las operaciones empresariales y administrar las cargas de trabajo de forma eficaz en varias nubes. Implemente herramientas que permitan el aprovisionamiento, el escalado y la administración de recursos automatizados para aumentar el rendimiento y minimizar los errores humanos. 

Implementar medidas de seguridad sólidas en todas las capas de la infraestructura multinube. Emplee cifrado, controles de acceso, administración de identidades y auditorías de seguridad periódicas para proteger los datos confidenciales y las aplicaciones en todos los entornos en la nube.

Practicar la supervisión y administración continuas para mejorar la agilidad y la seguridad. Evalúe periódicamente el uso de recursos de su organización, el rendimiento de las aplicaciones y las vulnerabilidades de seguridad. Adoptar un enfoque proactivo le ayuda a realizar los ajustes necesarios antes de que surja un problema. También ayuda a garantizar que se cumplen las métricas de rendimiento descritas por su equipo u organización.

PREGUNTAS FRECUENTES

  •  

    La nube híbrida implica el uso conjunto de entornos de nube pública y privada. Normalmente, una estrategia de nube híbrida combina la infraestructura local de una organización con los servicios en la nube de un proveedor de terceros. Esta plataforma unificada permite que los datos y las aplicaciones de una organización se muevan sin problemas entre ambos entornos en la nube. 

    La definición oficial de la nube múltiple es el uso simultáneo de servicios de varios proveedores de nube pública. En una estrategia multinube, el objetivo es optimizar el rendimiento, mitigar los riesgos de depender de cualquier proveedor y acceder a una gama más amplia de servicios y regiones geográficas. 

    En resumen, la nube híbrida integra la infraestructura local de una organización con las ofertas de un proveedor de nube de terceros, mientras que la nube múltiple es una colección de servicios en la nube de varios proveedores que una organización selecciona para satisfacer sus necesidades informáticas únicas.

     

  •  

    Azure en sí no es una plataforma multinube. En su lugar, es una única plataforma de informática en la nube ofrecida por Microsoft que contiene más de 200 productos y servicios. Sin embargo, las organizaciones pueden implementar una estrategia multinube que incluya los servicios en la nube, las soluciones y las innovaciones que ofrece Azure, junto con los productos y soluciones de otros proveedores de nube.

     

  •  

    La configuración de un entorno multinube implica varios pasos: 

    • Defina claramente sus objetivos, requisitos y los servicios en la nube específicos que necesita. 
    • Elija los proveedores de nube que ofrecen los servicios que mejor se adapten a sus necesidades específicas y tenga en cuenta factores como los precios, la seguridad y el cumplimiento. 
    • Implemente un sistema unificado de administración y supervisión para supervisar la nube múltiple y garantizar la coherencia en la seguridad, la gobernanza y el rendimiento.
    • Revise y optimice periódicamente su nube múltiple para asegurarse de que satisface sus cambiantes necesidades empresariales y aprovecha los últimos avances tecnológicos.

     

Cuenta gratuita

Pruebe Azure servicios de informática en la nube gratis durante un máximo de 30 días.

Pago por uso

Empieza con precios de pago por uso. Sin compromiso por adelantado; puedes cancelar en cualquier momento.