Descubra el potencial de la supervisión remota con IoT

Identificar el objetivo empresarial

Determine los procesos empresariales que deben mejorarse, los resultados deseados que debe sustentar la supervisión y otros elementos del caso de negocio. Elabore un esquema del escenario completo y defina los requisitos de primer nivel.

Consiga el apoyo de la directiva y de las partes interesadas antes de comenzar a desarrollar la solución para evitar el riesgo de que se paralice el proyecto.

Comience por determinar los objetivos empresariales de su proyecto de supervisión remota. Por ejemplo, responder en menos tiempo a problemas en los equipos o conocer mejor el rendimiento de los recursos. Cuanto más específico pueda ser respecto a los resultados que desea obtener, mejor. Esta es también una parte fundamental del caso de negocio para el proyecto.

Cuando haya identificado un proceso empresarial que desee mejorar, identifique los elementos del proceso que podría resolver una solución de supervisión remota de IoT. Es probable que esto requiera analizar todo el proceso empresarial: cómo funciona actualmente, qué deficiencias tiene y qué cambios desea realizar.

Por ejemplo, quizá desee que se cree automáticamente una alerta o una incidencia de servicio técnico si la temperatura de un recurso remoto supera un umbral determinado. Debe identificar los sistemas, las herramientas y los equipos que deben usarse para hacerlo posible, los requisitos que deben cumplirse y las lagunas y los obstáculos que existen.

Este tipo de análisis le ayudará a determinar las características que debe tener la solución y también indicará el posible alcance de los cambios en los procesos empresariales. Por ejemplo, si desea que técnicos de mantenimiento itinerantes reciban alertas en tiempo real de problemas en los equipos, ellos deben estar equipados con dispositivos para recibir esas alertas. Y si desea que los técnicos respondan de inmediato a las alertas, habrá que ajustar su flujo de trabajo para reflejar que sus prioridades podrían cambiar de forma dinámica si reciben una alerta.

Elaborar el perfil de los recursos involucrados

Elabore un esquema de los recursos por categorías. Tenga en cuenta los tipos de recursos, dónde se encuentran, si están conectados de forma segura y qué datos pueden recopilar. Establezca quién tiene acceso a los recursos y qué tipo de datos puede ver.

Asegúrese de que la solución funciona con una gran variedad de tipos de recursos y métodos de conexión, tanto para los recursos actuales como para los que podría tener en el futuro.

Una vez que haya identificado el proceso empresarial que desea solucionar, deberá elaborar el perfil de los recursos involucrados. Pueden ser dispositivos inteligentes en sucursales de todo el mundo, sensores en equipos remotos o, incluso, productos instalados en plantas de clientes. Hay una serie de elementos que deben determinarse:

  • Tipos de recursos: equipamiento de alto valor, como robots de fabricación, equipos de automatización o sensores y actuadores independientes.
  • Sistemas operativos: Windows, Linux, Android, iOS, sistemas patentados o, en el caso de los dispositivos “tontos”, ningún sistema operativo.
  • Ubicaciones: lugares geográficos donde se encuentran los recursos y condiciones medioambientales en las que se usan.
  • Datos: tipo de datos que los recursos pueden recopilar y enviar.
  • Protocolos de conexión: cómo se conectan los recursos a los sistemas internos o a una ubicación de almacenamiento de datos en la nube.

Considere el establecimiento de un registro de dispositivos que le permita definir identidades de dispositivos individuales y asociar un dispositivo (o grupo de dispositivos) específico con los datos que genera. La elaboración de un esquema de las características de los dispositivos sienta las bases para establecer un registro de dispositivos y para la funcionalidad de mantenimiento predictivo y administración de los dispositivos.

También es importante planear la seguridad a nivel de dispositivo, incluidos aspectos como quién tiene acceso a qué dispositivos y qué datos puede ver.

Determinar otros componentes necesarios

Configure más dispositivos si es necesario para conectar recursos sensibles o heredados. Planee una seguridad integral. Valore el trabajo de integración y desarrollo necesario para solucionar sus necesidades empresariales.

Otros componentes de la solución pueden ser cosas como sensores nuevos, o puertas de enlace, que se conecten a los recursos que utilizan métodos de comunicación heredados.

Revise los elementos críticos de la solución de supervisión remota de IoT para identificar posibles componentes que podría necesitar la solución:

  • Establezca conexiones con los recursos actuales que no estén conectados con los sistemas internos o con la nube. En algunos casos, pueden ser necesarios dispositivos de puerta de enlace para establecer estas conexiones. Las puertas de enlace se conectan a recursos que no pueden o no deberían conectarse directamente a los sistemas empresariales o a la nube. Por ejemplo, dispositivos que utilizan protocolos de comunicación antiguos o patentados, y recursos que no deberían conectarse directamente por motivos de seguridad. Las puertas de enlace agregan los datos de estos dispositivos y los envían al lugar adecuado.
  • Planee una seguridad integral. Debe haber medidas de seguridad para proteger 1) los datos en el propio recurso, 2) los datos en tránsito y 3) los sistemas internos o los servicios en la nube a donde se envían los datos. Puede ser necesario ampliar a estos recursos las medidas actuales de seguridad de la red y de identificación o autenticación si aún no están implementadas.
  • Valore la integración necesaria para solucionar necesidades empresariales concretas. La integración con aplicaciones empresariales y sistemas de back-end específicos es una parte importante para obtener valor con la supervisión remota y con otras soluciones de IoT, como el mantenimiento predictivo.

Comprender los datos

Desarrolle perfiles de datos, incluidos los tipos y las cantidades de datos que crean los recursos, con qué frecuencia hay nuevos datos disponibles y dónde residen los datos. Determine quién necesita los datos y con qué prontitud para que tengan valor.

Comprender los datos que puede recopilar es un aspecto importante para confirmar que puede obtener los resultados que desea. Elabore los perfiles de los datos, que incluyen:

  • Tipo: contenido de los datos (por ejemplo, temperatura, nivel, vibración), formato y otras características descriptivas.
  • Tamaño: cuál es el tamaño de los archivos de datos que transmitirá el recurso.
  • Frecuencia de la comunicación: con qué frecuencia se transmitirán datos.
  • Ubicación: dónde se procesarán y almacenarán los datos y, si procede, cómo se compartirán entre sistemas.

A medida que valore los datos, puede darse cuenta de que es necesario agregar o modificar recursos para obtener los datos necesarios para alcanzar el objetivo empresarial. Por ejemplo, puede ser necesario instalar un sensor en un recurso o actualizar el sistema operativo para habilitar la transmisión de datos.

Otro aspecto importante de la valoración de los datos es determinar quién necesita qué datos y cuándo los necesita para que tengan valor. Dicho de otro modo, qué equipos de la organización necesitan qué tipo de datos y con qué rapidez los necesitan para que puedan hacer el mayor uso de ellos. Los datos de temperatura pueden ser cruciales para que un equipo operativo tome medidas en cuestión de horas con el fin de evitar el deterioro. Los datos sobre el estado de una pieza de un recurso que tiene una larga duración solo pueden ser necesarios cada semana o cada mes. Esta información influirá en la frecuencia con la que se deben recopilar los datos y transmitirlos para procesarlos, así como qué sistemas deben integrarse para asegurar que los datos estén disponibles para las personas adecuadas en el momento adecuado.

Definir reglas de negocio

Identifique condiciones que desencadenarán una alerta. Por ejemplo, si los datos superan un umbral determinado. Defina las medidas que deberían tomarse, como enviar un técnico con instrucciones para investigar el problema.

Piense en procesos empresariales que quiso implementar en el pasado pero no pudo, como el mantenimiento automatizado o la respuesta a alertas en tiempo real. Ahora es posible.

Un generador de valor clave en una solución de supervisión remota de IoT es la capacidad de definir reglas de negocio, es decir, las condiciones o los eventos que deberían desencadenar automáticamente una alerta y/o una acción.

Esto requiere la identificación de los valores de datos específicos que activan el desencadenador. Por ejemplo, si la temperatura sube por encima de un umbral determinado o si se mantiene dentro de un intervalo durante más de una hora. Si no está seguro de qué valores usar, puede identificar valores como punto de partida y ajustarlos a medida que aprende con el tiempo.

También debe definir las alertas y las acciones que ocurrirán si tiene lugar una condición específica. Por ejemplo, si la temperatura sube por encima de un umbral determinado, se enviará a la persona de mantenimiento más cercana y se le darán instrucciones para investigar el problema. Si un recurso admite comunicación bidireccional, puede tomar medidas. Por ejemplo, si se supera un umbral, se podría enviar un comando al recurso para ejecutar una prueba de diagnóstico.

En algunos casos, quizá solo desee enviar una alerta por correo electrónico o en un mensaje de texto a una persona o un grupo. En otros, quizá desee asegurarse de que una persona o una máquina toma medidas.

A medida que defina reglas de negocio, asegúrese de tener en cuenta también los ajustes necesarios en los procesos empresariales. Por ejemplo, si alguien es responsable de tomar medidas cuando se recibe una alerta, ¿cómo debe clasificarse de nuevo la carga de trabajo por orden de prioridad y cuál es el tiempo de respuesta previsto?

Poner en práctica la solución y ofrecer valor empresarial

Finalice el desarrollo de la solución e implemente los cambios en los procesos empresariales. Escale la solución e intégrela con los sistemas de back-end y las aplicaciones. Obtenga visibilidad en tiempo real y más conclusiones, y use esta información para mejorar las operaciones.

Con datos suficientes, puede identificar problemas y prever acontecimientos, los elementos básicos para la detección de anomalías y, en definitiva, el mantenimiento predictivo.

Después de definir los elementos críticos de la solución de supervisión remota, la siguiente fase es desarrollar e implementar la solución. Comenzar con una solución piloto le permitirá validar la tecnología y los cambios en los procesos empresariales planeados antes de escalar la solución. También le permitirá ajustar las reglas de negocio e identificar posibles lagunas en los datos.

A medida que escale la solución, es probable que tenga que ampliar la integración con los sistemas de back-end y las aplicaciones empresariales. Esto le ayudará a sacar el máximo partido a la solución. Por ejemplo, si un producto deja de funcionar en las instalaciones de un cliente, se podría registrar una solicitud de servicio técnico en su sistema CRM de forma automática. Se podría enviar una notificación a un técnico del servicio para que solucionara el problema o, si los datos sugieren que es necesario enviar la máquina a reparar, en función de los costos que le supondría al cliente el tiempo de inactividad, podría considerar enviarle un producto de sustitución.

Las ventajas de la supervisión remota varían, pero a menudo incluyen visibilidad casi en tiempo real de las condiciones de funcionamiento, una resolución más rápida de los problemas y la capacidad de detectar tendencias que antes no era posible ver. Todo esto contribuye a ahorrar costos y a aumentar la eficiencia operativa.

La supervisión remota es también un punto de partida para el mantenimiento predictivo. Los datos recopilados con una solución de supervisión remota, especialmente los datos que indican condiciones normales frente a condiciones problemáticas, le permitirán crear un modelo de análisis predictivo. Este modelo predictivo será la base para un programa de mantenimiento predictivo.

Cree su propia solución de supervisión remota

Introducción