Omitir navegación

Mejora de la nube para las telecomunicaciones: novedades sobre la adquisición por parte de Microsoft de la tecnología Network Cloud de AT&T

Publicado el 4 enero, 2022

VP of 5G Strategy, Azure for Operators

En junio de 2021, Microsoft y AT&T alcanzaron un hito importante cuando se anunció la primera colaboración en el sector con el objetivo de desarrollar la tecnología de nube de Microsoft para sustentar las cargas de trabajo de la red troncal 5G de AT&T. Desde entonces, numerosos operadores, asociados y clientes nos han pedido que compartamos más detalles, y ese es el objetivo de esta entrada de blog.

Una mirada hacia la innovación futura: aprovechar el potencial de la nube

A través de Azure para operadores, Microsoft ha forjado una estrecha relación con el personal, los grupos de servicios de productos y los asociados de AT&T. La base del valor que Microsoft ofrece en cada una de estas relaciones es la forma en la que aprovechamos el potencial de la nube para mejorar la próxima generación de las redes de telecomunicaciones. Microsoft pretende aprovechar la tendencia a las redes definidas por software (SDN), las funciones de red nativas de nube (CNF) y las funciones de red virtualizadas (VNF), junto con la arquitectura basada en servicios del 5G, para empezar a transformar digitalmente la red.

Esta evolución implica la introducción de infraestructura híbrida y software, la creación de redes de nivel de operador escalables y elásticas, y el uso del potencial de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para crear redes que se autooptimicen y se recuperen, se defiendan y se aprovisionen por sí solas. Estos esfuerzos permitirán a los operadores hiperautomatizar el propio negocio, lo que supondrá una reducción de los costos y una mejora de la experiencia global del servicio. Azure para operadores representa el conjunto de inversiones que Microsoft está haciendo para llevar el potencial de la nube a la red.

Muchas de las ventajas que Microsoft ha ofrecido en el espacio empresarial son directamente aplicables al espacio de las redes. No obstante, es necesario modificarlas primero para tener en cuenta las necesidades únicas de los operadores. Nuestros esfuerzos van dirigidos a conseguir que las cargas de trabajo de la red funcionen en una nube de nivel de operador, es decir, una nube híbrida que abarque la infraestructura de nube local tanto pública como dedicada. Los servicios de telecomunicaciones están muy distribuidos y es probable que lo estén aún más con el tiempo. Por tanto, el valor de crear un modelo de nube híbrida de nivel de operador reside en su capacidad de atender a los clientes donde se encuentren, ya sea en el perímetro de la nube, de la red o de la empresa.

Progreso hacia la adquisición

En 2013, AT&T adoptó una posición agresiva en materia de redes definidas por software (SDN) y virtualización, con el objetivo final de entregar el 75 % de su red usando tecnología virtualizada para 2020, algo que consiguieron. En ese momento, no había ninguna opción de nube comercial disponible que incluyese las características y la funcionalidad necesarias para habilitar una nube de nivel de operador. AT&T creó una implementación basada en estándares de tecnología de nube que se implementó en sus centros de datos locales. Esta primera nube integrada evolucionó a una nube de red (Network Cloud) y, actualmente, hemos llegado a Network Cloud 2.7, que representa siete años de experiencia en el desarrollo de una nube local para cargas de trabajo de red.

Con la reciente adquisición de esta tecnología por parte de Microsoft, los equipos de desarrollo de Network Cloud de AT&T se han trasladado a Azure para operadores, con lo que se ha integrado la propiedad intelectual directamente en una oferta de Microsoft y se ha asegurado una transición fluida.

Hay tres razones principales por las que esta colaboración es única. En primer lugar, esta es la primera vez que un operador de primer nivel adopta la tecnología de nube híbrida comercial para ejecutar cargas de trabajo de red de movilidad que sustenten su base de clientes actual. El segundo aspecto único es que el esfuerzo se centra completamente en la red troncal de movilidad frente a las colaboraciones de comercialización en el perímetro. Y, en tercer lugar, es un acuerdo multiproveedor. La tecnología de nube híbrida de Microsoft sustenta la red troncal de movilidad de AT&T, que abarca más de 60 funciones de red nativas de nube (CNF) y funciones de red virtual (VNF) de 15 proveedores diferentes.

Recursos de nube de red que se integrarán en la cartera de Azure para operadores.

Significado de la adquisición de Network Cloud

La tecnología Network Cloud, que originalmente desarrolló AT&T, la pueden utilizar varios operadores, lo que mantiene la seguridad, sin perder la diferenciación, y con la ventaja adicional de que muchos de los costos, como las revisiones de seguridad, las actualizaciones de proveedores y los cambios normativos, se entregan como parte de un producto comercial estándar.

Estas características se combinarán con la plataforma perimetral de Microsoft, nuestra plataforma de administración híbrida, Azure Arc y nuestro ecosistema de asociados, incluidos los proveedores de equipos, de hardware y de software. Al unir Network Cloud con nuestra plataforma y nuestro creciente ecosistema, hemos conseguido una solución de nube híbrida de nivel de operador que se entregará como la plataforma Azure para operadores.

Un aspecto fundamental de esta colaboración son nuestros respectivos roles: Microsoft desarrolla la tecnología de nube híbrida de nivel de operador que sustenta las cargas de trabajo de la red troncal de movilidad de AT&T. AT&T continúa seleccionando y administrando las aplicaciones de red (VNF y CNF) y su configuración para ofrecer servicios de movilidad a sus clientes. Por tanto, vamos a tomar la tecnología Network Cloud de AT&T, la vamos a integrar en el producto de nube híbrida estándar de Microsoft y vamos a entregar una solución de nube híbrida de nivel de operador al mercado y al propio AT&T, que se puede ejecutar en el entorno local de AT&T o en la nube pública de Azure. La tecnología de nube híbrida de Microsoft sustenta las cargas de trabajo de la red troncal de movilidad de AT&T que se usan para ofrecer la conectividad 5G que sirve a los consumidores, las empresas y la comunidad FirstNet de servicios de emergencia. En términos de seguridad, es importante destacar que Microsoft no tiene acceso a los datos de los clientes de AT&T. AT&T mantiene el acceso a esos datos y Microsoft no puede verlos.

Para AT&T, esta colaboración supone poder ofrecer nuevos servicios de una forma más rápida y flexible en la nube pública de Azure y en el entorno local con herramientas y servicios comunes, lo que reduce el tiempo de comercialización para un enfoque nativo de nube. Estamos convencidos de que el resultado será una mayor resistencia en toda la red, ventajas de costos en lo que respecta al escalado de los servicios actuales y una introducción más eficaz de nuevos servicios, lo que permitirá mejoras continuas en la experiencia del cliente.

Más información

La adquisición por parte de Microsoft de la tecnología Network Cloud de AT&T, junto con Metaswitch Networks y Affirmed Networks, aporta las aplicaciones subyacentes y el conocimiento de telecomunicaciones para crear las características necesarias para una nube híbrida de nivel de operador. Estas características, disponibles para todo el ecosistema de asociados, contribuyen a una red abierta e interoperable que ofrece compatibilidad con todos los operadores. El mensaje de Microsoft para los operadores es sencillo y claro: sus asociados y sus clientes, y nuestra tecnología sustenta la relación. Para obtener más información sobre la estrategia de Azure para operadores, lea este libro electrónico.